Liftings seguros

Tratamientos antiedad y antiaging consiguen esconder arrugas, estirar los rasgos caídos y devolver luminosidad a la piel. Ambos son una inyección de juventud inmediata que, para que sea natural y duradera, exige algo más que tumbarse unos minutos en una camilla.

Mientras que los programas antiaging combaten el envejecimiento desde el interior, no se limitan a la arruga y potencian el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico y metabólico, las técnicas médicas antiedad corrigen el deterioro cutáneo superficial. Rellenan arrugas y difuminan los signos de envejecimiento como manchas, flacidez, ceño fruncido o cejas caídas..., tratamientos, estos últimos, donde suele intervenir el botox.

Sin caer en los extremos, mejorar nuestra imagen es una forma de sentirnos bien con nosotros mismos. Las nuevas terapias examinan microscópicamente nuestro metabolismo, analizan nuestro ADN y, partiendo de este estudio sobre nuestra salud y belleza, recomiendan pautas diarias de ejercicio físico suave como tai-chi o Pilates. Estos métodos, además de mantener nuestros huesos y músculos a pleno rendimiento, son fuente de bienestar y longevidad demostrada científicamente.



Estos tratamientos entre la medicina preventiva y la estética antiedad también prestan gran atención al capítulo de la dieta y el peso corporal. El resultado que se consigue es más natural si se tiene en cuenta este factor, porque no se trata de crear caretas de juventud discordantes con el cuerpo, o viceversa. Por eso, muchos profesionales recomiendan hacer un programa antiaging antes de someterse a cualquier tipo de técnica quirúrgica.

A continuación se presentan diferentes opciones que nos permiten corregir los efectos de la edad a través de inyecciones y cirugía plástica mínimamente invasiva.

PRÓTESIS DE RELLENO

Radiesse es un material inyectable de larga duración que puede permanecer inalterable hasta dos años. Este compuesto de micropartículas de hidroxiapatita cálcica bañadas en gel difumina las 'líneas de marioneta' del rostro, aumenta los pómulos y desarrolla el mentón. Autorizado por la FDA (Food and Drug Administration), necesita de anestesia local, y proporciona un tacto muy similar al del tejido subcutáneo, lo que permite implantar grandes cantidades manteniendo un aspecto visual muy natural y con un tacto parecido a los tejidos de alrededor.

TRANSPOSICIÓN DE GRASA

El clásico implante de grasa sigue siendo una opción segura. Extrae células del propio paciente mediante una microliposucción del abdomen para después utilizarlas como material de relleno facial. Permite corregir defectos en mejillas, pómulos, rictus muy narcados, etcétera. En el caso de las arrugas, el efecto es inmediato, y sus resultados pueden durar entre tres meses y dos años y medio. Los precios varían entre los 200 y los 400 euros por sesión. No tiene contraindicaciones y no produce reacciones alérgicas.

TÉCNICA RARE

Se divide el rostro en tres tercios, pero de manera vertical, y lo que se produce es un rejuvenecimiento tridimensional de los planos profundos de los músculos. Es un lifting con un resultado más fresco que, al aplicar la técnica endoscópica, no produce el efecto de cara plana. Los resultados son visibles a partir de la tercera semana. El precio ronda los 5000 euros.



PLASMA ANTIEDAD

El programa RGN antiaging es un tratamiento de regeneración celular basado en la aplicación intradérmica de un complejo derivado del plasma rico en plaquetas. El plasma también se obtiene del propio paciente. Es apto tanto para disminuir las arrugas como para aumentar la tersura de la piel. Sus resultados se pueden observar en un mes.

REFORZAR EL COLÁGENO

Los biocultivos de fibroblastos in vitro son otra inyección biocompatible con el metabolismo natural de la piel, lo que hace imposible el rechazo.

Todo parte de una biopsia de la piel, justo en el pliegue que hay detrás de la oreja. El método aplica la téncica del cultivo celular de fibroblastos obtenidos del propio paciente para su posterior implante en el rostro mediante inyecciones localizadas. El tratamiento en cuestión cuesta a partir de 3900 euros y produce un rejuvenecimiento general de arrugas y piel porque estimula la producción natural de colágeno nativo. Todo el proceso incluye un número variable de sesiones, que varían según el tratamiento regenerador se esté realizando para hacer frente a arrugas faciales o cicatrices de acné. Los resultados se hacen visibles en los primeros tres meses del tratamiento y la corrección se mantiene al menos durante ocho años.

EL LIFTING TERMAL

Es una técnica no invasiva que tensa y estira al completo la piel del rostro. En tres sesiones, sin hospitalización, sin bisturí y sin pinchazos. Sólo con calor en los puntos de tensión facial. A través de ondas de radiofrecuencia se calienta la dermis a 45 grados, y el sistema produce un enfriamiento para proteger la epidermis: así se produce una contracción del colágeno y un efecto tensor inmediato. El resultado es una remodelación cutánea que combate la flacidez asociada al envejecimiento.

Este tratamiento se puede combinar con botox, láser, peelings y cualquier tipo de infiltraciones para el relleno de arrugas. Los precios rondan los 1200 euros por parte de la cara, cuello o escote, y unos 2000 por la cara completa.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Preguntas frecuentes sobre la cirugía estética

Arreglos para cambiar de cuerpo

¡Enlázanos en tu página!

SOBRE ESTA PÁGINA

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.