Verano: cuidados para espalda, manos, uñas, cuello y escote

Cuando llega el verano, algunas zonas del cuerpo que han permanecido ocultas o en segundo plano durante los meses invernales se sitúan en primera línea de observación. Pero algunas de ellas siguen siendo las eternas olvidadas de los cuidados de belleza.

ESPALDA



Los escotados vestidos de verano desnudan la espalda sacando a la luz todos sus encantos. Pero aunque a simple vista todo sea perfecto, existen molestias de fondo que nos impiden mantener una postura correcta. Un tacto liso y suave es sólo el principio de su atractivo porque la pose también cuenta. Sin embargo, para poder lucir hombros y espalda en su máxima plenitud es importante eliminar cualquier tipo de tensiones y vicios posturales. Además de una imagen superficial aceptable, la espalda desempeña importantes funciones de sostén y equilibrio.

*Naprapatía: es una técnica sueca especializada en lumbalgias, ciática y dolores articulares. A caballo entre la quiropráctica y la manipulación manual, se trata de un masaje que nos libera de las tensiones musculares compensando los bloqueos y equilibrando el origen del dolor y los problemas posturales.

*Limpieza de espalda: los peelings de azúcar, al mismo tiempo que suavizan la textura de la piel, potencian la penetración de activos destinados a depurar y equilibrar la secreción de grasa. A través de un masaje de 10 minutos se completa este peeling mecánico con azúcares de caña y aceites esenciales, que finaliza con un masaje estimulante con extractos botánicos.

*Exfoliar y limpiar: todo el mundo odia esos granitos que salen en la espalda sin previo aviso. La exfoliación, seguida de una limpieza en profundidad con barros del mar Muerto, es la solución ideal para librarnos de todas las impurezas.

MANOS Y UÑAS



Ahora que el bronceado las resalta y la imaginación no tiene límites a la hora de pintar las uñas, presentar unas manos cuidadas resulta más necesario que nunca. Realizar una buena sesión de manicura, un masaje para suavizarlas y elegir un estilo para decorarlas es la asignatura pendiente que se debe aprobar.

*Manicura Otefuki: una completa sesión de manicura con hidratación incluida. El método Otefuki se realiza con toallas calientes y aceites aromáticos que abren los poros y suavizan la piel. La ventaja es que, al no utilizar agua, las cutículas no se ablandan en exceso. Se retiran con un palito metálico esterilizado a 250 grados. Después, en las manos se hace un peeling de bambú con azúcares y aceite de almendras que actúa durante 10 minutos envuelto en guantes osmóticos. El resultado es una piel blanca exfoliada e hidratada. Finalmente, se cortan y liman las uñas y, si es necesario, también las cutículas. Además se da un masaje de reflexoterapia manual con crema de aromaterapia y, por último, un masaje con toalla caliente para retirar el exceso de crema y una capa de esmalte.

CUELLO Y ESCOTE



Siempre nos olvidamos del cuello. El paso del tiempo deja en él anillos, pliegues y manchas oscuras que descubren la falta de protección solar y alguna que otra quemadura. La esteticista Maribel Yébenes utiliza el método Amelan para conseguir un cuello joven y un escote sin manchas en tres meses. Se trata de un tratamiento blanqueador, que borra las manchas con una mascarilla, y el aparato de electroestimulación Electrovital, que emite media y baja frecuencia con una cosmética específica.

¡Enlázanos en tu página!

SOBRE ESTA PÁGINA

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.