Sin rastro de ojeras

Bolsas y ojeras suelen aparecer por predisposición genética, mala circulación o acumulación de líquidos (en el caso de las bolsas).

Las cremas que tratan las bolsas incluyen activos que estimulan el riego linfático (té y ginseng), reforzantes de los capilares (vid o castaño de Indias) y desinfiltrantes (hiedra, cola de caballo y algas).



En cuanto a las ojeras, los despigmentantes con ácido kójico dan buenos resultados.

En casos de emergencia aplica compresas de agua fría en el contorno de los ojos (también puedes introducirlas unos minutos antes en el congelador) para descongestionarlos de forma rápida.

¡Enlázanos en tu página!

SOBRE ESTA PÁGINA

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.